domingo, 1 de marzo de 2015

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CLVIII). Domingo II de Cuaresma


Es ya tradicional que en el segundo domingo de Cuaresma se nos ofrezca el texto de la escena de la Transfiguración, que se trata de un momento en el que se reafirma la divinidad de Jesús.
Por eso que, en esta escena, que debió ser sin duda, espectacular y fascinante, los signos de la presencia de Dios son muy expresivos: la montaña, la nube, la luz y la voz. Podría estarme mucho rato explicando cada uno de ellos, pero no es el momento ni el lugar, Simplemente deciros que todos ellos recuerdan la escena del Sinaí, cuando Dios se hizo presente.  Y por otro lado, los personajes que aparecen -Moisés y Elías-, que vieron a Dios en el Sinaí, representan la Ley y los profetas.
Pues bien, en medio de este clima fascinante de presencia de Dios, en el que se oye la voz que reafirma la divinidad de Jesús y que dice claramente: Este es mi Hijo amado, escuchadlo. Este es el mensaje central de toda la narración: Escuchar a Jesucristo
Y es que este episodio es ante todo un acontecimiento revelador de Jesucristo. Jesús lleva a plenitud la Ley y los profetas por ser el Hijo amado de Dios, es decir, en Jesucristo, se cumple todo  lo que decía el Antiguo Testamento. Este es el verdadero secreto de la identidad de Jesucristo y la verdadera razón por la que se le ha de escuchar: Porque es el Hijo de Dios.
Así pues, la consigna está lanzada: tenemos necesidad de escuchar a Jesucristo. Y Jesús nos dice muchas, pero que muchas cosas… De hecho, en Jesucristo Dios nos ha dicho ya todo lo que nos tenía que decir, y ante Él, Moisés y Elías, es decir, la Ley y los Profetas del Antiguo Testamento, ya no tienen que decir nada nuevo.
Pero escuchar… escuchar es muy difícil. Sobre todo cuándo se nos dice lo que no queremos ni siquiera oír. Y es que de todas las facultades de que goza el ser humano, escuchar es la más difícil, y sobre todo, como os decía, escuchar que tenemos que cambiar nuestra conducta y nuestro modo de vivir.
Por eso tenemos que pedir a Dios que fortalezca nuestra fe para comprender que para llegar a la gloria hay que pasar antes por la cruz, de manera que la cuaresma suponga un verdadero camino de conversión hacia la luz pascual. Y no vayamos a ser como san Pedro, que nos queramos quedar en lo alto del monte sin descender a la realidad. Y es que Jesús nos recuerda también hoy a todos, como hizo con Pedro, que a Dios hay que escucharlo no solamente en los senderos del triunfo, sino, sobre todo, en el camino de la cruz.
Vamos a pedirle pues, a la Virgen que nuestra vida de cada día sea ante el mundo un verdadero testimonio de fidelidad a Dios, de manera que los hombres y mujeres de hoy día puedan descubrir cuál es el camino que lleva a la salvación, que no es otro que Jesucristo y su Buena Noticia.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

viernes, 27 de febrero de 2015

ENTREVISTA: Manuel Caballero (2009)


Hace ya bastante tiempo, Gaspar Parras, director adjunto de Canal Romero TV, comentó la posibilidad de realizar una entrevista al presidente de la Real cofradía de la Virgen de la Cabeza de Rute, Manuel Caballero, a lo cual, éste accedió gustoso a la misma. Pasados unos meses de la propuesta, se dieron las condiciones para poder realizar la misma. El conductor de la entrevista es Francisco Javier Romero, quien desinteresadamente se ofreció para poder realizarla.


En la misma podemos ver a Manuel Caballero hablar de los distintos aspectos, que confluyen en la cofradía y el sentir ruteño, hacia la Santísima Virgen.

martes, 24 de febrero de 2015

Procesión de la Virgen de la Cabeza en Osuna 2015

La Hermandad del Santo Entierro de Osuna, cuya titular es también la Virgen de la Cabeza de Gloria está estrechando lazos con la Real Cofradía Matriz para unirse si se pudiese a la nómina de filiales y volver a su pasado junto a Andújar, aunque no pudiendo acudir en abril a la romería. Destacamos que Osuna data en la primera concordia de Cofradías dada en 1555 en la cual ocupaba el 10º lugar por antigüedad de la decena presente. Un año después, en 1556, la Romería se celebraría ya con 61 Cofradías. 

El pasado mes de enero, la Hermandad de Osuna tenía previsto un viaje al Santuario de Sierra Morena para visitar a la Virgen de la Cabeza junto a devotos de Puente Genil. Más tarde, durante el fin de semana de la Fiesta de la Candelaria, en Osuna procesionaba la Santísima Virgen de la Cabeza con unos actos previos y posteriores, lo cual indica la vida que tiene dicha Hermandad. Además, la Virgen, Talla del siglo XVII, procesionaba por tercera vez con cuadrilla de hermanos costaleros.




Vídeo: Almudena Izquierdo
CANAL ROMERO

sábado, 21 de febrero de 2015

Pregón de la Cofradía de Sevilla 2015, a cargo de Antonio Martín-Viveros.

H.M. Cofradía Matriz y Pregonero.
El 21 de febrero se celebraba en Sevilla el XXIX Pregón a la Virgen de la Cabeza que en esta ocasión corrió a cargo del profesor y poeta D. Antonio Martín-Viveros Tajuelo. Con esa forma de pregonar que lo define completamente en verso, nuevamente fue un constante piropo a la Virgen. Un profundo y original texto en el que se entremezcló el camino viejo hacia la Basílica-Santuario con la procesión por las calles sevillanas.

Al acto no faltaron diversas Cofradías filiales que quisieron acompañar a Martín-Viveros, tales como la de Jerez de la Fra, El Toboso o Marmolejo entre otras, además de las hermandades sevillanas de la Amargura o Montemayor o la Hermandad de la Divina Pastora de las Almas de Andújar. La Cofradía Matriz también estuvo presente en la persona de su Hermano Mayor y su esposa, igual que el Rector de la Basílica Santuario de la Virgen de la Cabeza de Sierra Morena. Fue presentado de forma magnífica por D. Antonio Gila Bohórquez, pregonero de 2014.



Antonio Martín-Viveros Tajuelo

Martín-Viveros Tajuelo nació en Herencia (Ciudad Real) en 1982. Desde hace muchos años vive en Madrid, donde es profesor de Ciencias Sociales y Religión Católica en Educación Secundaria y es autor de libros de texto de Ciencias Sociales para la Editorial Santillana. Ha sido pregonero de la Virgen de la Cabeza de El Toboso (Toledo) con motivo de la Conmemoración del 50 aniversario en 2014; de la Virgen de la Cabeza de Jerez de la Frontera (Cádiz) en 2013; de la Semana Santa de la Muy Noble Ciudad de Consuegra (Toledo) en 2013; de los “Suspiros de la Amargura” de la Hermandad Sacramental y Cofradía de la Sagrada Flagelación de Nuestro Señor y María Santísima de Amargura de Jerez de la Frontera (Cádiz)en 2011; del Santísimo Cristo de la Misericordia de la Villa de Herencia (Ciudad Real) en 2008; y la Virgen de la Cabeza de Herencia (Ciudad Real) con motivo de la conmemoración del 25 aniversario de la fundación de la Cofradía en 2006.

La relación de Martín-Viveros Tajuelo con la Virgen de la Cabeza le viene de cuna muy ligado a la cofradía de Herencia y sobre todo al Santuario de Andújar. Buen conocedor de la romería andujareña, que ha vivido durante toda su vida participando de ella con su cofradía, con varias cofradías filiales, como fiscal con la Matriz de Andújar, y subiendo hasta el Cerro como peregrino y en carreta con la Peña “El Traqueteo” de Andújar.

La relación de Antonio con la ciudad de Sevilla también se remonta décadas atrás, conocedor de la Sevilla cofrade, enamorado de la Mariana Ciudad y de su Esperanza de Triana, por la que muchas veces al año cruza el río y media España por verla y estar cerca de Ella. Y si enamorado de Sevilla es Martín-Viveros, también lo es de Santa Ángela de la Cruz, por la que profesa verdadera devoción y cuyo convento es uno de los lugares más especiales que el pregonero reconoce en la ciudad.

Información y Foto-Vídeo: J.Manu Pedrajas
CANAL ROMERO

jueves, 19 de febrero de 2015

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CLVII). Domingo I de Cuaresma


El miércoles pasado comenzábamos el tiempo de Cuaresma con el signo penitencial de la ceniza, con el que se nos invitaba a realizar un camino de purificación interior, de penitencia, de oración y de conversión, para prepararnos a celebrar con profundidad el misterio pascual de Cristo.
Y es que la Cuaresma es un tiempo fuerte que nos invita a ponernos en camino hasta el calvario con nuestras cruces, con la firme convicción de que el Señor camina con nosotros.
Durante este tiempo de Cuaresma, la palabra de Dios recobra, si cabe, una mayor importancia, de manera que meditándola en lo más profundo de nuestro corazón nos ayude en este itinerario de conversión.
En este domingo, Jesús, después de haber superado las tentaciones, nos invita especialmente a convertirnos y a dar fe al anuncio del Evangelio en nosotros, superando tentaciones, abriéndonos a su salvación, siendo conscientes del pacto de fidelidad y amor que ha realizado con la humanidad.
Pues bien, como Jesucristo, nosotros vamos a entrar en el desierto de la oración, conversión y penitencia, para encontrarnos con Él en verdadera libertad. Pero el desierto, desde el punto de vista de la Biblia, por una parte, es el lugar al que Dios lleva a su pueblo después de liberarlo de la esclavitud de Egipto y durante cuarenta años le acompaña en el camino. Pero, por otra parte, el desierto es también el lugar en el que Dios pone a prueba a su pueblo, y este se muestra infiel. El desierto es entonces, en este segundo sentido, el paradigma de lo que los creyentes tenemos que evitar, si no queremos ser infieles.
Porque todos somos objeto de muchas tentaciones y no siempre nos mostramos fieles. Por eso pedimos a Dios cada día, al rezar el Padrenuestro, que no nos deje caer en tentación, pero somos débiles, y caemos.
Y es que a todos nosotros pueden asaltarnos, entre otras, la tentación de la desgana, la rutina, el cansancio, el materialismo, el orgullo, la comodidad… Pero mirad: Cristo también pasó por diversas pruebas, pero fue capaz de vencerlas y de enseñarnos a vencerlas. Para superar esas u otras tentaciones tendremos que convertirnos y creer el Evangelio, que son las últimas palabras del evangelio de hoy, será necesario que busquemos muchos momentos de desierto durante esta Cuaresma, encontrando espacios de reflexión interior, de lectura del Evangelio, de silencio y de reconciliación con Dios y con los demás; y también tendremos que afianzarnos en la fuerza de Cristo que se actualiza en los sacramentos, en la oración, en el ayuno y en la limosna.
Pues que la ayuda de la Virgen María avive en nosotros el deseo de realizar el camino cuaresmal con humildad y, fiados no de nosotros mismos, sino de la poderosa fortaleza que viene de Dios, dejemos que el Señor vaya purificando nuestra vida, lavándonos con su amor y misericordia, sabiendo que es posible, con la gracia de Dios, superar las tentaciones del camino.
Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

martes, 17 de febrero de 2015

ARTÍCULO: "El querer de Joaquín Colodrero".

Joaquín Colodrero Ávalos es uno de esos personajes que si no existieran habría que inventar para dar cuerpo y alma a la andujanía. En él se daba con preclara nitidez una expresión que una vez escribí y que en su primera parte decía que cada uno de nosotros somos una especie en extinción y jamás habrá nadie igual, por lo que debemos cuidar a ese ejemplar único que está a nuestro lado, y aprovechar al máximo lo grande que se decanta día a día a través de su existencia. Pues Joaquín Colodrero era el prototipo de un iliturgitano único y que sin embargo irradiaba identidad, sabiendo enfocar los perfiles más precisos de nuestro ser de Andújar, con sus letras copleras, con sus poesías, con su teatro, con sus pregones, con su voz impostada de actor para atraer al escuchante al foco de su mirada que habitualmente, a diario, era La Romería, la Cofradía, Andújar y la Morenita. 
 
Dice mi madre que siendo unos niños ya Joaquín manejaba como nadie la componenda para dirigir en la casa de alguno con cuatro trapos y sábanas hurtadas de los tendederos de las madres, como tramoya y vestuario, obritas teatrales fantasiosas y fantásticas. Su devenir vital iba a estar marcado cuando siendo un mozalbete comenzó a ayudar al secretario de la Cofradía iliturgitana de la Virgen de la Cabeza, al que luego sustituiría. Cargo de secretario que Joaquín ocupó durante cuarenta años, cuando el secretario era casi todo en la administración y en el día a día de la Cofradía. Y se podría decir mucho de Joaquín y quedaría bastante más en el tintero. Que si ha dado sonados pregones aquí y allá y por supuesto el oficial de Andújar, en 1993. También es autor de la letra de canciones que ya son tradición en honor a la Morenita. 
 
El Ayuntamiento de Andújar le entregaba en 2010 la medalla de Hijo Predilecto de la ciudad. Fue pregonero de San Eufrasio, de cofradías y peñas locales, escribió la obra de teatro 'En Andújar y en Abril' y tenía publicados diversos libros de poemas; también no le faltaba ocasión para participar como actor junto a esa formidable trupe de gente que mantiene en Andújar vivo el teatro en la fragua. La ciudad rotuló un paseo con su nombre en la zona de Colón. Romero de Oro, Diputado de Honor, Hermano Mayor Honorario, peñista de honor de diversas peñas romeras, teniendo especial relación con la Peña el Madroño, cuyo hijo, Ramón, mantiene en buena heredad dicha filiación, siendo al mismo tiempo Presidente de la Federación de Peñas Romeras. Queda ya la gran y entrañable memoria de Joaquín, y su saber y su amor por lo nuestro. Personajes como él, únicos, sensibles al alma iliturgitana los necesitamos como el querer. Por eso lo lloramos.
 
Artículo: Alfredo Ybarra
Foto: Antonio Arcos
CANAL ROMERO

domingo, 15 de febrero de 2015

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CLVI). Domingo VI del Tiempo Ordinario


En el evangelio vemos a Jesús que tiende su mano compasiva sobre un leproso que le pedía ayuda, y le devuelve la salud y lo integra en la vida social del pueblo, librándolo así de la marginación impuesta por los usos sociales y las leyes religiosas.
Porque tenemos que tener en cuenta que la ley de Moisés marginaba al leproso de la vida social y comunitaria porque lo consideraba impuro, es decir, pecador. El leproso tenía que vivir solo o con el grupo de leprosos, fuera de su familia y del pueblo. Era una auténtica humillación.
Por eso que cuando Jesús cura al leproso y le libera de toda esa serie de connotaciones propias de la lepra, muestra su oficio de “medico” divino, y muestra también que el Reino de Dios está en medio de los hombres, para salvarlos y redimirlos del pecado, que es la auténtica lepra espiritual.
Y es que este episodio del evangelio nos muestra, una vez más, el poder de Jesús sobre el mal. La lepra sólo la podía curar Dios. Y Jesús, al curar al leproso, está manifestando que es el Hijo de Dios que ha venido al mundo para darnos vida.
Bueno, pues Jesús también espera que nosotros nos dejemos tocar por Él; que le supliquemos que nos libre de tantas debilidades. Porque nosotros, aunque no queramos reconocerlos, somos unos leprosos. Sí, somos unos leprosos, porque estamos tocados por la lepra del pecado. Y vuelvo a decir, que el que piense que no es pecador… se equivoca rotundamente, porque todos, todos necesitamos curación, porque todos somos pecadores. Por eso será bueno que nos preguntemos: ¿nos vemos necesitados de que Jesús nos limpie? Cuánto bien nos hará el acercarnos a Cristo en los sacramentos con la actitud humana y confiada del leproso, y diciendo sinceramente con el corazón. “Señor, si quieres, puedes limpiarme”. Y Jesús claro que quiere limpiarnos. Como dice el Papa Francisco: “Dios no se cansa nunca de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de acudir a su misericordia”. Y es que Dios nos lavó del pecado a través del Bautismo y cada vez que acudimos a Él en el sacramento de la reconciliación no se cansa de perdonar una y otra vez nuestros pecados.
Vamos a pedirle a la Virgen María que no dejemos nunca de acudir al Señor para que nos cure, y que cuando nos sintamos perdonados, sepamos valorar y pregonar sin miedo, como el leproso del evangelio, la gracia de la misericordia y de la compasión divinas.
Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.