jueves, 21 de mayo de 2015

Procesión de la Virgen de la Cabeza en El Carpio 2015


El fin de semana anterior a la Romería en el Cerro de la Cabeza, El Carpio se disponía a vivir con intensidad sus días grandes, aunque bien, El Carpio y su Cofradía ya viven con intensidad la devoción durante todo el año y prueba de ello son los actos y actividades que realiza la Cofradía y su Grupo Joven.

Ya en marzo, la Cofradía y el Grupo Joven preparaban la Romería Chica y la formación del Coro infantil y juventil de la Cofradía de la Virgen de la Cabeza. El 11 de abril, se celebraba la misma con una gran cantidad de niños que, ya desde jóvenes, muestra su fe hacia la Virgen de la Cabeza.

A la semana siguiente se procedía a celebrar el Triduo, a cargo de los sacerdotes Miguel Pozo, Domingo Conesa y Antonio Mora. Dichos actos litúrgicos se celebraban paralelos a la Ofrenda Floral y a la Verbena de la Virgen de la Cabeza o Cena Romera. Tras éstos, el 19 de abril, los devotos carpeños cumplían su sueño de procesionar a la Santísima Virgen de la Cabeza ante una gran afluencia de fieles y cofrades llegados de otros puntos para vivir junto al Carpio esta gran jornada. Una gran procesión que viene a ratificar la masiva y fervorosa devoción que El Carpio muestra a la Morenita.








Artículo: Gaspar Parras Jiménez
Vídeos: Elcostal.org
Fotos: Loli Jurado y Cristina Pastor
CANAL ROMERO

domingo, 17 de mayo de 2015

ARTÍCULO: "Las Campanas de la Basílica y Real Santuario de Sierra Morena".


En la cúspide del Santuario presiden tres campanas catedralicias, que convocan a lo largo del Día a diferentes actos litúrgicos. Desde 1943, la tres campañas han sido protagonistas de los avatares de devotos, peñistas y cofrades, que se han acercado con el repicar de sus melodías, que dan gloria a Dios. Al invitar a cuantos las oyen aún momento de pensar en Dios y en su Madre la Virgen de la Cabeza.

Con Bronce Alemán, se fundieron las campañas en Victoria, los talleres de la Viuda de Ulloa por encargo de Regiones Devastadas, “cuyo eco se dilata por montes y valles, fieles a su afán de convocatoria que es lo suyo, llegando a formar parte indispensable de las mejores manifestaciones de fe y religiosidad que se dan en el Santuario”. Su sonido ha estado presente en los acontecimientos más importantes de España, así cuando por iniciativa de Radio nacional se convocó para que a la hora del Ángelus, se hiciera repicar en España las Campañas, está fue una de las elegidas, como en la Jornada Mundial de la Juventud, sus sones fueron escuchados por el mundo.

El nombre de ellas es:
  • 1º La pequeña, la que mas cerca está de la espadaña, su nombre es S. Rafael.
A las siete de la mañana repica, para que comencemos el día, para ser los portadores de la voluntad de Dios a nuestros hermanos, para aliviarles el dolor y trasmitirle la esperanza.
  • 2º Campana Mediana, según se mira a la Torre de la Basílica la de la Derecha. Lleva el nombre de San Eufrasio.
Este nombre se le puso en honor del Discípulo del Apóstol Santiago, lo consagra Obispo San Pedro en Roma, el año 44, viniendo a España al siguiente, siendo destinado a Iliturgi (Mengibar-Jaén), donde predicó hasta el año 57 en que sufrió martirio. La existencia del Santo y su veneración local esta demostrada de forma fiable por San Eulogio de Córdoba, fallecido en el 859, que en su Apologeticus martyrum habla de la edificación de un templo a San Eufrasio en Iliturgi en la Era 656, concretamente el año 618, en tiempos del Obispo Isidoro de Hispalis y ocupando el trono regio de Toledo Sisebuto. Con la llegada de los árabes el obispo Egila y los cristianos de Iliturgi, comunidad documentada en los días del concilio iliberritano (c 300) y también en el siglo VII, llevaron las reliquias de San Eufrasio, el año 716, a la iglesia de Santa María del Valdemao o Mao, jurisdicción del monasterio de San Julián de Samos (Lugo).
  • 3º Campana Grande, Lleva el nombre de Ntra. Sra. la Virgen de la Cabeza. Repica en los grandes acontecimientos litúrgicos y de índole Eclesial.
La Basílica y Real Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza es un santuario ubicado en pleno Parque Natural de la Sierra de Andujar más concretamente en el paraje conocido coloquialmente como Cerro del cabezo, a 32 Km. al norte de la ciudad de Andujar (Jaén). Se trata del lugar en el cual se venera la imagen de la Virgen de la Cabeza, patrona de Andujar por bula del Papa San Pío X el 18 de marzo de 1909 y de la Diócesis de Jaén por bula del Papa Juan XXIII el 27 de noviembre de 1959. El 25 de octubre de 2008, el Papa Benedicto XVI concedió al Santuario Indulgencias Plenarias,[] lo que fue el paso previo para el nombramiento de este como Basílica Menor, nombramiento que fue decretado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, presidida por el Cardenal Prefecto Antonio Cañizares Llovera, el 21 de abril de 2010,[ ] siendo leído este decreto por el obispo Ramón del Hoyo López en la misa romera del 25 de abril.



Fuente: Comunidad Trinitaria
CANAL ROMERO

sábado, 16 de mayo de 2015

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CLXVIII). Solemnidad de la Ascensión del Señor



Con esta fiesta de la Ascensión que hoy celebramos culmina un camino que comenzó con el misterio de la Encarnación. Un camino en el que hemos contemplado cómo Jesús pasó por el mundo haciendo el bien, curando a los enfermos, liberando a los poseídos y anunciando la Buena Noticia. Un camino en el que hemos visto a Jesús abajarse y humillarse hasta la muerte en la cruz, pero también un camino que le ha llevado a la exaltación y a la gloria junto al Padre, sentándose a su derecha. Hoy celebramos, como en cada Eucaristía, que el que se despojó de su rango, el que tomó la condición de esclavo pasando por uno de tantos, el que se rebajó hasta la muerte y una muerte de cruz, hoy es levantado y recibe el nombre sobre todo nombre. Y con Él toda la Iglesia, que es su cuerpo.

Y es que la Ascensión significa el premio a Cristo resucitado. Como dice san Pablo, Dios resucitó a Cristo de entre los muertos y lo sentó a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación y por encima de todo nombre conocido…

Pero además, la victoria de Cristo en su Ascensión, es también nuestra victoria, y donde nos ha precedido Él, que es nuestra cabeza, esperamos llegar también nosotros como miembros de su cuerpo, ya que en Cristo nuestra naturaleza humana ha sido tan extraordinariamente enaltecida que participa de la misma gloria de Dios.

Por eso la fiesta de hoy es una fiesta de alegría y de esperanza, porque sabemos que ese Jesús que se ha ido al cielo no nos ha dejado solos, sino que por el misterio de su Ascensión comienza una nueva forma de presencia del Señor en su Iglesia; y Él está invisiblemente presente, caminando con nosotros, hasta que al final de los tiempos venga de nuevo en gloria como Juez justo y misericordioso. Ahora bien, nosotros tenemos que esforzarnos también por reconocer esa presencia misteriosa de Jesucristo en los Sacramentos, en la Palabra de Dios y en el hermano que camina junto a nosotros, sobre todo en los enfermos y en los necesitados.

Ah, y tengamos también una cosa clara, y es que la Ascensión es el día en que se nos recuerda nuestra obligación de ser testigos de Cristo y llevar el Evangelio a toda la creación. Esta alegría por saber que el Señor está junto a nosotros, esta esperanza de vivir un día eternamente junto Él en el cielo, ha de llevarnos necesariamente al compromiso con la Iglesia y nuestro mundo. Por eso, nuestra respuesta ante el misterio de la Ascensión no puede ser la de vivir continuamente asombrados mirando al cielo, o lo que es peor, mirándonos a nosotros mismos, acomodados en nuestras seguridades. No podemos seguir “plantados mirando al cielo”, sino que cuando descienda el Espíritu Santo sobre nosotros hemos de ser testigos de Jesús. Es decir, tenemos que responder al Señor acogiendo su invitación de ir por el mundo anunciando el Evangelio, tenemos que “bajar del monte” para continuar su misión, una misión que, para que sea efectiva, habrá de pasar por el abajamiento y la humillación ante tantos hermanos que están necesitados de una palabra o de un gesto de amor.

Pidámosle, pues, a la Virgen María, que en esta fiesta de la Ascensión se fortalezca nuestra fe al sentir que el Señor Jesús, que nos ha llamado a su seguimiento y que cuenta con nosotros para construir su Reino, camina a nuestro lado.
 
 
Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

viernes, 15 de mayo de 2015

Procesión de la Virgen de la Cabeza en Rute 2015


Apoteósico. Esa es la palabra para describir cómo ha sido el segundo fin de semana del mes de mayo para la localidad cordobesa de Rute, cuyas fechas son dedicadas a honrar a la Santísima Virgen de la Cabeza.

Un fin de semana que ha venido preparándose de largo, con el canto de las auroras los domingos previos a la Romería del último fin de semana de abril en Andújar, que ha recorrido las diversas calles de la localidad. Igualmente, la Real Cofradía de Rute peregrinó con todas las demás filiales al Cerro del Cabezo para ponerse a los pies de la Reina de Sierra Morena, y disfrutó de una jornada de convivencia con la Cofradía de Marmolejo, antigua tradición que se ha venido recuperando en estos últimos años, en la que el lunes posterior a la Romería, la Cofradía de Marmolejo acoge a la Real Cofradía de Rute que pasa por dicho pueblo de camino de vuelta a casa.
 

La preparación inmediata a la fiesta de la Morenita vino con la Novena en honor de la Santísima Virgen, entre los días 30 de abril y 8 de mayo, predicada este año por el Padre Domingo Conesa Fuentes, Rector del Santuario, quien encendió los corazones de los ruteños que han demostrado que ni viento ni mareas pueden con su devoción a la Virgen de la Cabeza. Durante los nueve días, distintos grupos de referencia “cabezona” fueron preparando la celebración de la Eucaristía y participando activamente en ella mediante la proclamación de las lecturas de la Palabra de Dios y la presentación de ofrendas. Durante estos días, la sagrada imagen estrenó la magnífica ráfaga, obsequio de los Hermanos Mayores, que a partir de ahora exaltará su hermosura en su recién restaurado camarín.
El 3 de mayo, primer domingo de mayo, tuvo lugar en el interior de la iglesia parroquial de San Francisco de Asís, en la que se venera la sagrada imagen de la Virgen de la Cabeza, el pregón en honor de su titular, a cargo de Dña. Magdalena Cobos, y la coronación de la Reina de la fiestas juvenil e infantil, y de sus damas de honor. Ya en vísperas del segundo fin de semana de mayo, y como colofón a la Novena, las calles de Rute se llenaron de la luz de las velas que iluminaban la oscuridad de la noche, portadas por los devotos que con devoción, iban rezando el Santo Rosario por la vía pública, al sonido del canto de los misterios del Rosario y de las Avemarías.
Y en vísperas del día grande, las calles de Rute se vistieron de color. Una auténtica marea humana hizo realidad el canto popular: “Venid y vamos todos con flores a porfía, con flores para María, que MADRE nuestra es”. Miles de personas, acompañadas por la banda de música de Rute y por diversos coros romeros, invadieron las calles de Rute para portar su ramo de flores ante los pies de la Virgen de la Cabeza. El templo parroquial de San Francisco volvió a quedarse, un año más, pequeño para albergar a tantas y tantas personas que se acercaron a venerar de este modo a la Madre de Dios.
Y llegó el día esperado, el segundo domingo de mayo. La solemne Función principal marcó el punto de inicio de una intensa jornada mariana en Rute. Las calles engalanadas y balcones adornados con las típicas flores primaverales y las colgaduras que desde cada casa se dispusieron para recibir la visita de la Santísima Virgen fueron el marco por el cual la venerada imagen de María. Una jornada difícil de describir, porque es imposible describir los sentimientos, y ese día es puro sentimiento de un pueblo, Rute, a su Virgen, la Virgen de la Cabeza; porque la Virgen de la Cabeza es de todos los ruteños, sin importar su clase social, su ideología política,  o el barrio donde se haya nacido. Porque Ella es Madre de todos, y una Madre no hace distinciones entre sus hijos.


Aproximadamente a las 10’45 de la mañana hacia su aparición por las puertas del templo parroquial la sagrada imagen de la Virgen, tras haberse vivido previamente unos momentos únicos de intensa emoción y de sentimientos encontrados con la bajada del altar de la imagen de la Morenita, momento que fue acompañado por los sones de su coro de Romeros. Cinco horas aproximadamente duró la procesión de la mañana en la que gentes llegadas desde Madrid, Barcelona, Baleares, Huesca, y pueblos cercanos comenzaban a dar un aspecto impresionante al cortejo, durante el cual los coros no cejaban de cantar un momento de cantar a nuestra excelsa Madre, haciéndose prácticamente imposible avanzar junto al trono procesional, que iba precedido por las cofradías filiales llegadas de Marmolejo, Alcaudete, El Carpio, Málaga, Cabra, Baena y Luque.

  
Pero sin lugar a dudas, fue en su calle, la calle Cortijuelos, donde la tradición sitúa el comienzo dela   devoción en Rute a la Virgen de la Cabeza, donde un año más se concentraba el amor de todo un pueblo hacia su bendita Madre y como Ella se paseaba entre sus hijos a los sones de sus himnos y de los estallidos de color bajo increíbles petaladas que alfombraron todo el camino. Tras la visita al cementerio parroquial, donde se vivieron momento emotivos recordando a los ausentes, la imagen de la Señora entraba aproximadamente a las cuatro de la tarde en el templo parroquial, tras una magnífica mañana.



Pero sería tan sólo por unas horas; porque a las nueve de la noche, las puertas del templo se abrían de nuevo para la Magna procesión de gloria, en la que la sagrada imagen volvía a vestir sus mejores galas, conocidas popularmente como “el manto blanco”. La Agrupación musical las Lágrimas, venida desde San Fernando (Cádiz), con más de un centenar de miembros, abría el desfile procesional deleitando a todos los presentes con su excelente hacer musical. Cofradía, señoras y señoritas ataviadas con la típica mantilla española, cofradías de la localidad, asociación cultural, grupo joven, Reinas y damas tanto de este año como de la pasada edición 2014, clero y pueblo en general acompañaban a la Virgen. Fueron innumerables las petaladas que la Morenita recibió nuevamente a lo largo de su recorrido, al llegar al parque tenía lugar la función piro musical con la que la asociación cultural la agasaja año tras año, enfilando hacia la Ermita de San Pedro para iniciar la subida del cerro que la llevaría de nuevo a su barrio bajo los sones del himno mayor y el pasodoble “Morenita y pequeñita” rodeada de miles de devotos que, subiendo de espaldas la empinada vertiente, le cantaban y vitoreaban sin cesar. En torno a las dos y cuarto de la madrugada la Santísima Virgen de la Cabeza entraba por el dintel de las puertas de su parroquia, bajo una colección de fuegos artificiales.


Fotos: Juan José Camargo, Antonio Arcos y Raúl Cejas
Artículo: Ramón Clavería
CANAL ROMERO

miércoles, 13 de mayo de 2015

Visita de la Virgen de la Cabeza "La Peregrina" a La Bobadilla (Alcaudete)


La pedanía de La Bobadilla vivía días intensos de fervor a la Morenita el pasado puente del 1 de mayo con la visita de la Virgen de la Cabeza "La Peregrina" del Cerro. Unas jornadas muy cargadas de devoción y alegría por la histórica visita. 

El recibimiento se realizaba en la tarde del jueves, en la plaza. El Grupo Parroquial de la Virgen de la Cabeza de La Bobadilla recibía junto a toda la pedanía a la Morenita con pañuelos blancos. Luego se realizaba la ofrenda floral y posterior Misa oficiada por el rector de la Basílica y Real Santuario, Padre Domingo Conesa. Caída la noche, se realizaba la Vigilia de Oración y el turno de Vela para acompañar a la Virgen de la Cabeza Peregrina. 

Ya el viernes por la mañana, el capellán y párroco, Rvdo Manuel Carmona, oficiaba una Misa de Acción de Gracias y a las 12:00h se llevaba a cabo la procesión de la Virgen de la Cabeza para, tras ésta, despedir a la Virgen de la Cabeza Peregrina con una Salve, lo que daba término a una fecha histórica para La Bobadilla.


Artículo: Gaspar Parras
Fotos: Gema Jiménez
CANAL ROMERO